Cuaderno de Navegación

No existe Salud completa sin Felicidad

Cómo funciona el hambre emocional

Cómo funciona el hambre emocional

Ha sido un día de mierda. Nada salió como tenías planeado. Es entonces cuando una idea, un impulso intensísimo, irrumpe en tu mente: comerte ese asqueroso paquete de bollitos con chocolate que duerme en la despensa. Sabes que no deberías caer en la tentación, pero, finalmente, lo haces porque te hace sentir muchísimo mejor. LosLeer más sobre Cómo funciona el hambre emocional[…]

Tu arquitectura cognitivo-emocional y tu felicidad

Tu arquitectura cognitivo-emocional y tu felicidad

Quizá no seas consciente de la cantidad de necesidades que pones en marcha cada día y cómo te diriges hacia tus propias metas: levantarte, ir al servicio, desayunar, leer las noticias, hacer gestiones, comunicarte, organizarte, buscar solución a determinados problemas, comer, ir de compras, encontrarte con tu familia, ver la tele, leer el capítulo deLeer más sobre Tu arquitectura cognitivo-emocional y tu felicidad[…]

Frustración superada = Felicidad reforzada

Frustración superada = Felicidad reforzada

Podemos considerar la frustración como un sentimiento negativo provocado por la imposibilidad de conseguir algún objetivo que deseamos con ahínco, es decir, que ponemos nuestro empeño en conseguir. Comprendida de esta manera, es fácil entender que la frustración es una reacción natural (no queremos decir sana). Es decir, es perfectamente comprensible que nos sintamos frustradosLeer más sobre Frustración superada = Felicidad reforzada[…]