Relación entre el Sistema Nervioso, Sistema Inmunológico y Sistema Endocrino

El equipo perfecto: el SN, SE y SI

La psiconeuroinmunologìa estudia y analiza los mecanismos de interacción y comunicación de las funciones mentales con los tres sistemas responsables de mantener la homeostasis del organismo: el Sistema Nervioso, el Endocrino y el Inmune.

De esta manera también permite la adaptabilidad del medio donde el hombre se relaciona. La comunicación tiene un lenguaje bioquímico que se da en tres formas: neurotransmisores, hormonas y citoquinas (coordinan y regulan casi todos los procesos fisiológicos).

Estudios recientes afirman que los sistemas (inmunológico, endocrino y nervioso) no trabajan de forma independiente sino de forma conjunta, ya que el SN y SE pueden modular al SI y éste también puede actuar de forma inversa.

El Sistema Nervioso y el Sistema Endocrino como moduladores de la función inmune

El sistema neuroendocrino regula al SI través de pequeñas descargas de neurotransmisores (SNA), de hormonas (SE) y neuropéptidos (SN).

Se ha descubierto la existencia de fibras nerviosas en los órganos linfoides (médula ósea, timo, bazo, ganglios linfáticos, …), que conectan la comunicación entre el SN y el SI a través del SNA. Así mismo el neuroendocrino regula el SI mediante la liberación de las hormonas producidas por el SNC (hipotálamo) y las diferentes glándulas que llegan al torrente sanguíneo.

La activación del Sistema Endocrino puede modular la actividad inmune de diversas formas:
  • Mediante neurohormonas liberadas a la sangre a través de la hipófisis posterior.
  • Mediante las hormonas liberadas por las glándulas que se encuentran bajo control de la hipófisis
  • Mediante las hormonas liberadas por la hipófisis anterior

El Sistema Inmune como modulador de la actividad del SN y del SE

Las respuestas que desencadenan el SI son conocidas como citoquinas cuya función es modular la actividad nerviosa y hormonal, las vías de comunicación se activan mediante la activación del nervio vago o por la estimulación de ellas a través de la serotonina, catecolaminas, la noradrenalina, la acetilcolina las prostaglandinas o el óxido nítrico.

Las citosinas establecen contacto con el cerebro mediante el sistema vascular, debido a que pueden cruzar la barrera hematoencefálica y penetrar el SNA por las estructuras circunventriculares, las estructuras nerviosas que más rápidamente se activan con la presencia de las citoquinas para comunicarse con el cerebro son la activación de segundos mensajeros y sus respectivas enzimas, entre ellos el dióxido nítrico y su sintasa y la prostaglandina y su enzima, la cicloxigenasa.

Las citoquinas son capaces de generar cambios conductuales importantes, dirigidos específicamente a la adaptación de la homeostasis, como el aumento de sueño, la fatiga, la disminución del apetito sexual