Lo Profesional

Partimos de la certeza de que la persona mantiene su esencia individual en todas las esferas de su actividad diaria. Sabemos que desempeña diferentes roles en los diferentes escenarios que componen la obra de su vida. No obstante, y a pesar del diferente protagonismo que puede llegar a asumir en cada caso, siempre disfrutará de una base común inherente a su condición de ser humano sujeto a su arquitectura física y psíquica.

Y a esa arquitectura es a la que queremos prestar atención, porque de ella van a dimanar elementos esenciales para asegurar el mejor desempeño, la mejor versión, de ser humano.

Es la esfera profesional uno de esos escenarios. Es el ser humano el actor en esa función.

Entendemos que dotar a la persona de la conciencia y los conocimientos que provoquen su crecimiento personal, tendrán como consecuencia que su capacitación, desempeño y rendimiento sufrirán la positiva transformación consecuencia de las ventajas derivadas de estar situado en los escalones más elevados de la Pirámide de Maslow.

Con este objetivo, identificamos dos vías de apoyo de similares resultados prácticos. Por un lado, trabajar la formación del individuo mediante técnicas de trabajo en equipo y, por otro lado, trabajar con la organización en la que el individuo desarrolla su tarea, mediante la definición de un modelo, adaptado a las condiciones de cada empresa, que facilite la implantación efectiva de una cultura de salud positiva.

Los resultados de ambos enfoques, medibles, garantizan una mejora observable en variables sensibles de impacto en la cuenta de resultados: reducción del absentismo, mejora del clima laboral, mejora de la productividad,…

Entendemos que el individuo constituye el punto nuclear de cualquier iniciativa en el proceso de búsqueda del incremento y la potenciación de los conceptos de SALUD, BIENESTAR y FELICIDAD, todos ellos interconectados. El individuo es persona en todos los ámbitos en los que desarrolla sus capacidades y el ámbito laboral no es una excepción ni una sala blanca, al contrario, es más bien una caja de resonancia y el individuo incorpora a su faceta profesional todas las cualidades que como persona es capaz de desarrollar en todos los ámbitos de su vida. Y viceversa. Nuestros programas de desarrollo en lo profesional aportan valor en el siguiente

ÁMBITO

Trabajamos con:

  • La Organización en sus dimensiones Misión/Dirección/Gestión, es decir, Macro, Meso y Micro
  • La Organización en su dimensión Core, es decir el individuo
  • La Persona, como elemento nuclear de todo el Modelo M3C

OBJETIVO

  • Conocer los mecanismos que rigen la salud y la enfermedad de las Organizaciones y de las Personas
  • Dotar a las Organizaciones y las Personas de las herramientas generales (personales y externas) que permiten reforzar los mecanismos de salud, bienestar y felicidad
  • Entrenar a Organizaciones y Personas en el uso de estos mecanismos hasta conseguir convertirlas en hábitos saludables

PROCESO

En la faceta dedicada al Individuo, conforme al patrón PROCESO INDIVIDUAL:

  • Formación continua. El individuo encontrará disponible un amplio catálogo de formación sobre habilidades orientadas a potenciar la capacitación de la persona en la promoción de la salud, el bienestar y la felicidad.
  • Aula de Ideas y Emociones. Talleres periódicos orientados a temas concretos, en formato abierto y utilizando técnicas de BRAIN STORMING.

En la faceta dedicada a la Organización, conforme al patrón PROCESO ORGANIZACIONAL:

  • Estudio de Situación Actual. Según lo pautado por la LPRL de 10/11/95. Identificación de oportunidades de mejora poniendo el foco en los apartados de SALUD, BIENESTAR y FELICIDAD de los trabajadores de acuerdo al Modelo propio M3C
  • Establecimiento de un Plan de Felicidad para la Organización (PFO). Implantación del Modelo M3C, con identificación de los puntos a tratar, la estrategia de implantación y el seguimiento a realizar con indicación de los KPIs a medir